Escribí tu Primer Libro con Tomás Sosa"

Blog

Entradas y recursos

Cómo escribir tu primera novela y no morir en el intento

Los dos elementos más importantes:

Escribir una novela es un emocionante viaje creativo que requiere planificación, organización y dedicación.

El error más común al intentarlo por primera vez, es querer hacerlo a fuerza de determinación y dedicación… pero sin planificar y organizar. Aunque la inspiración puede surgir en cualquier momento, tener un sólido plan y una estructura clara puede marcar la diferencia entre una obra coherente y cautivadora, y un caos narrativo. Incluso, la mayoría de las veces, marca la diferencia entre terminar de escribir el borrador, y simplemente dejarlo por la mitad a causa de la frustración. 

En este artículo, te guiaré a través de los pasos esenciales para planificar y organizar tu novela, desde la concepción de la idea hasta la creación de una hoja de ruta detallada.

1. Encuentra tu Idea Central

Todo comienza con una idea. Puede ser una premisa intrigante, un personaje fascinante o incluso una imagen evocadora. Dedica tiempo a explorar diferentes conceptos y elige el que te emocione y te motive a escribir.

2. Define tus Personajes Principales

Crea personajes memorables y multidimensionales que impulsen la trama. Desarrolla sus antecedentes, motivaciones, virtudes y defectos. Conoce sus objetivos y cómo cambian a lo largo de la historia.

3. Estructura tu Novela

Decide qué tipo de estructura funcionará mejor para tu historia. Puede ser una estructura lineal, en forma de diario, con saltos en el tiempo, entre otros. Planifica cómo se desarrollarán los eventos clave y cómo se relacionarán los personajes. Hazme caso: hasta no tener la estructura lista, no comiences con el contenido.

4. Establece tus Puntos de Giro

Identifica los momentos clave en tu historia, como el inciting incident, el clímax y el desenlace. Estos puntos de giro dan forma a la narrativa y crean el impulso que mantendrá a los lectores enganchados.

5. Crea un Esquema Detallado

Desglosa la historia en capítulos o escenas. Para cada uno, anota qué sucede, qué personajes están involucrados y cómo contribuye a la trama general. Esto te ayudará a mantener la coherencia y el flujo narrativo.

6. Desarrolla Subtramas

Agrega subtramas interesantes que complementen la trama principal y den profundidad a tu novela. Estas subtramas pueden explorar relaciones secundarias, antecedentes de personajes o temas adicionales.

7. Investiga si es Necesario

Si tu historia requiere investigación, dedica tiempo a investigar los temas relevantes. Esto te ayudará a garantizar la precisión y la autenticidad en los detalles que incluyas en tu novela.

8. Establece el Tono y el Estilo Narrativo

Decide cómo quieres que se sienta tu novela. ¿Será un tono ligero y humorístico, oscuro y misterioso, o algo intermedio? Define el estilo narrativo que se ajuste a la atmósfera que deseas crear.

9. Define tus Escenarios

Piensa en los escenarios donde se desarrollará la historia. Describe los lugares con suficientes detalles para que los lectores puedan visualizarlos, pero sin abrumarlos con información innecesaria.

10. Crea una Cronología

Si tu historia involucra eventos en un orden específico, crea una cronología para mantener un registro claro. Esto te ayudará a evitar inconsistencias y a mantener la coherencia temporal.

11. Mantén Flexibilidad

Aunque la planificación es esencial, permítete cierta flexibilidad. A medida que escribas, podrías descubrir nuevas ideas y direcciones que no habías considerado durante la planificación inicial. Adapta tu plan según sea necesario.

12. Mantén la Motivación

La planificación puede llevar tiempo, pero es esencial para mantener la coherencia y la claridad en tu novela. Mantén la motivación recordando la emoción que sientes por tu historia y el deseo de compartir esa historia con el mundo.

Recuerda:

Planificar y organizar tu novela es como crear un mapa antes de emprender un viaje. Te proporciona dirección, pero también espacio para la exploración y la creatividad.

Al seguir estos pasos esenciales, estarás mejor preparado para escribir una novela coherente, emocionante y satisfactoria tanto para ti como para tus lectores. Recuerda que cada escritor tiene su propio enfoque, así que adapta estos consejos según tus necesidades y estilo personal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio